Cumbre Mundial de la Salud inquieta al mundo

Unos 2.000 expertos en salud global y personalidades de la política, la ciencia, la industria y la sociedad civil procedentes de un centenar de países discutirán hasta el martes en Berlín en la décima edición de la Cumbre Mundial de la Salud.

Durante tres días los temas clave serán: la prevención de pandemias, la lucha contra la resistencia a los antibióticos y el acceso justo a medicinas vitales.

Otros temas a tratar serán cómo la digitalización puede mejorar la asistencia sanitaria y qué opciones existen para fortalecer los sistemas de salud.

“Estamos encantados de tener aquí a tantos expertos del mundo académico, de la política, de la sociedad y del sector privado. Juntos somos fuertes”, declaró el presidente fundador de la Cumbre Mundial de la Salud, Detlev Ganten.

La Alianza M8, el laboratorio de ideas y pilar de la cumbre publicó su Declaración de Berlín de 2018 en el que subraya el papel central de la salud como motor de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas.

Está previsto que a la cumbre asistan, además de Merkel, el fundador de Microsoft, Bill Gates, el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, dos premios Nobel, siete ministros y 16 directores ejecutivos de empresas internacionales y ONG.

La cumbre está auspiciada por la canciller, el presidente francés, Emmanuel Macron, y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.