El vestido de la princesa Eugenia fue diseñado para mostrar una cicatriz

La princesa Eugenia, nieta de Isabel II de Inglaterra, se casó con el plebeyo Jack Brooksbank en una ceremonia que se celebró en la capilla de San Jorge del Castillo de Windsor, el mismo lugar donde el príncipe Enrique y la exactriz estadounidense Meghan Markle se dieron el sí en mayo.

Eugenia de York, de 28 años, es la hija menor del príncipe Andrés y Sarah Ferguson y novena en la línea sucesoria del trono, considerada por lo tanto un miembro menor de la familia real británica.

Mientras que Brooksbank, de 32 años, es un representante británico de Tequila Casamigos -la firma de George Clooney-. 

La novia lució un elegante vestido de manga larga del británico Peter Pilotto, sin encaje y muy entallado en la cintura, con escote delante y detrás por una noble razón, rendirle tributo al hospital donde fue operada de escoliosis a los 12 años, mostrando su cicatriz. 

El personal médico que estuvo involucrado en la cirugía y luego en la recuperación de Eugenia fueron invitados a la boda real, y manifestaron que ese gesto de la nieta de la reina Isabel, era una inspiración para otros jóvenes con escoliosis.