Estudiantes de la Unimagdalena ponen fin a huelga tras consenso con directivas

En los acuerdos se estableció el apoyo para gastos de traslado del joven Carlos Mojica quien viajará a Bogotá para unirse a la movilización nacional en defensa de la educación pública.

Los voceros de la Unión Nacional de Estudiantes de Educación Superior UNEES Magdalena y representantes de las directivas administrativas y académicas de la Universidad del Magdalena como el Rector Pablo Vera Salazar, la vicerrectora (e) académica Berenice Villalba, el director de Desarrollo Estudiantil Jesús Suescún Arregocés y el director del IDEA Wilson Velásquez Bastidas, buscando promover el diálogo y la concertación entre los diferentes estamentos universitarios y valorando las diferentes acciones lideradas por los estudiantes, aprobaron un Acuerdo Propositivo con la finalidad de establecer acciones conjuntas en defensa de educación superior pública.

El convenio que cuenta con la participación de la Defensoría del Pueblo como garante, concentra entre otros, los siguientes puntos:

De manera conjunta se manifiesta que se continuará procurando escenarios que visibilicen las problemáticas de la educación superior pública y permitan avanzar de manera urgente en una reforma estructural al modelo de financiación de las universidades públicas colombianas y que dé solución a la inequidad en la distribución de los recursos de las universidades regionales.

Así mismo, en los procesos de diálogo, comunicación pública y de redes sociales, se utilizarán términos que promuevan el respeto, la unión, y no la discriminación ni descalificación de los miembros de la comunidad universitaria, a fin de garantizar los derechos fundamentales y que se realizará un llamado público al respeto, el diálogo, la cordialidad y no violencia.

Por su parte, los estudiantes voceros de la Unión Nacional de Estudiantes de Educación Superior UNEES-Magdalena, se comprometieron al no bloqueo de las entradas de la Alma Máter, ni la afectación de las actividades académicas de los estudiantes, profesores o administrativos. Además de no atentar contra la infraestructura física de la Institución, ni contra la dignidad, honra e integridad de los miembros de la comunidad universitaria.

Carlos Mojica Villalba, estudiante y vocero de la UNEES Magdalena, aseguró que este acuerdo lo que busca es propiciar la unidad para de manera colectiva luchar en el campo nacional y en defensa de la universidad pública como tal. “Desde que iniciamos el proceso con la UNEES expresamos que nosotros no estamos en contra del Rector, incluso nosotros estamos apoyándolo, cuando él fue a Bogotá a poner el debate en defensa de la Universidad pública, a hacer las gestiones de los recursos, nosotros estuvimos de acuerdo con él. Ocurrieron una serie de circunstancias que se malinterpretaron, estamos dispuestos a la unidad, nunca hubo tal represión por parte de la Universidad, eso lo aclaramos porque nunca sentimos esa represión”, expresó.

Precisamente, fue levantada la protesta ubicada en el acceso peatonal de la Institución en la que los jóvenes que se encontraban en huelga de hambre fueron asistidos permanentemente por la Universidad con servicio médico y de hidratación, principalmente al joven Carlos Mojica quien recibió atención médica durante los días de huelga y en el momento del retiro de las suturas que tenía en su boca, de igual forma continúa siendo monitoreado por el servicio médico de la Alma Máter.

Cabe mencionar que, en los acuerdos se estableció el apoyo para gastos de traslado y sostenimiento, del estudiante Carlos Mojica quien viajará a la ciudad de Bogotá para unirse a las actividades propias de la movilización nacional que se desarrollan en defensa de la educación pública.

Así mismo, el estudiante Gustavo González señaló que lo que se hizo fue materializar ese llamado a la unidad con un resultado histórico y sin precedentes en el país, en el que se construyó una agenda de trabajo con actividades que invitan a la reflexión, jornadas culturales y deportivas y de nivelación académica a través de monitorias.

“Hay una serie de garantías para los estudiantes que han estado trabajando de lleno en lo que hemos denominado el paro estudiantil, una serie de compromiso mutuos que nos hacemos en pos de la unidad de la comunidad estudiantil, docentes y directivos, lo que seguramente, vamos trabajando hacia esa unidad que hemos exhortado y seguramente eso será un gesto reconocido a nivel nacional que directivos y estudiantes trabajamos de la mano”.

En el caso de las directivas académicas y administrativas también se establece un compromiso dirigido a la no apertura de procesos disciplinarios a los miembros de la comunidad universitaria por las actividades realizadas en el marco de las manifestaciones, protestas, marchas y debates de defensa de la educación superior pública colombiana;

De igual manera se mantendrá el apoyo y promoción de las acciones que permitan el análisis, la reflexión y la movilización universitaria por la sostenibilidad y calidad de la educación superior pública en Colombia, tal como se ha realizado externamente con la participación en el Congreso de la República, en el Consejo de Rectores del Sistema Universitario Estatal y en las reuniones con el Ministerio de Educación Nacional, así como internamente con el apoyo a las movilizaciones, la expedición del Acuerdo Académico N° 043 de 2018 y los diferentes comunicados expedidos por el Consejo Académico.