Hoy el mundo vio la peor cara de la dictadura venezolana, afirmó el Presidente interino Guaidó

• “No le deben lealtad, señores de las Fuerzas Armadas, a alguien que quema comida en frente de hambrientos”, enfatizó Guaidó.

• Agregó que “los que bloquean los caminos de la libertad, de la paz, del reencuentro, de la reconciliación, son los que hoy están en Miraflores”.

 

“Hoy el mundo vio, en minutos, en horas, la peor cara de la dictadura venezolana”, afirmó el Presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, al hacer un balance de la intensa jornada en la que su buscó, de manera pacífica, llevar ayuda humanitaria a su país.

Guaidó, desde Villa del Rosario, y en compañía del Presidente Iván Duque y el Secretario General de la OEA, Luis Almagro, aludió al crecimiento del desprestigio de la dictadura con las acciones de violencia de hoy contra los voluntarios y los vehículos que transportaban la ayuda.

“Ya el momento llegó. Hoy han visto la peor cara de un régimen. Y el mundo lo vio”, sentenció el líder venezolano.

Además, puso de presente que no “existe tal bloqueo en Venezuela. El mundo entero lo vio. Los que bloquean los caminos de la libertad, de la paz, del reencuentro, de la reconciliación, son los que hoy están Miraflores”.

Una vez más, en este sábado, Guaidó se dirigió a las Fuerzas Armadas de su país para decirles: “No le deben lealtad, señores de las Fuerzas Armadas, a alguien que quema comida en frente de hambrientos”.

Visiblemente indignado les dijo a los militares de su país que “no le deben ningún tipo de obediencia a quienes con sadismo -porque no tiene otra expresión, por duro que suene- celebran que no entre la ayuda humanitaria a un país que la necesita”.

Aseguró que “quien usurpa hoy Miraflores ha tomado la peor decisión y el peor camino”.

Al aludir a la indolencia de quienes integran el régimen, les preguntó: “¿Y es que ustedes celebran la masacre de nuestra gente?”.

Tras anunciar su participación en la reunión en Bogotá del Grupo de Lima, el próximo lunes, el líder político aseveró que “no vamos a descansar hasta lograr la libertad de Venezuela”.

“A la comunidad internacional, nuestro eterno agradecimiento”, concluyó el Presidente interino.