Juez decretó ilegalidad en la captura de Gustavo Sánchez Bolaño

La Fiscalía lo acusó de homicidio en grado de tentativa. Sin embargo, la defensa con sus argumentos logró desvirtuar la tesis porque no hubo suficiente material probatorio.

El Juez primero Promiscuo Municipal de Ciénaga (Magdalena) con funciones de control de garantías, Ricardo Bolaños, decretó la nulidad de la captura del enfermero, excandidato a la Cámara de Representantes y excoordinador de vigilancia epidemiológica, Gustavo Rafael Sánchez Bolaños, al atender los alegatos de la defensa a cargo del abogado Alexander Gual Perea.

En consecuencia ordenó la libertad inmediata del implicado y se dio por terminada la audiencia. No obstante, el proceso seguirá su curso.

La fiscal 17 seccional de Ciénaga, Gloria Pabón, basada en el numeral primero del artículo 301 del Código de Procedimiento Penal, acusó a Sánchez Bolaños del presunto delito de homicidio en grado de tentativa, porque según el ente acusador, “el enfermero fue privado de la libertad de manera inmediata en el momento que cometía el presunto punible”.

El jurista Gual Perea, se opuso a la legalización de captura, basándose en los cinco numerales que contiene el artículo 301, aduciendo que no se daban los presupuestos en el material probatorio aportado por la Fiscalía.

“El señor Gustavo Sánchez, permitió el ingreso de la Policía, siendo que él mismo había solicitado que lo fueran a buscar y que la persona que había ingresado de manera violenta a su residencia aún se encontraba en la sala de su casa”, argumentó el profesional del derecho Alexander Gual Perea.

El hecho

Cabe recordar que el activista hirió de varios tiros a un hombre la noche del pasado miércoles, luego que entrara a su vivienda para cometer un robo.

En el caso del herido, fue trasladado por los propios uniformados a la ESE Hospital San Cristóbal de Ciénaga, donde lo sometieron a cirugía y posteriormente remitido a la Clínica Vidacoop de la capital del Atlántico.

En su momento, Sánchez Bolaño fue privado de la libertad por el delito de fabricación, tráfico y porte ilegal de armas.