La recuperación del río Manzanares puede hacerse realidad

Un bogotano y un caleño lideran el proceso de recuperación del afluente hace 10 años. Hoy compiten con varias propuestas ambientales a nivel nacional en ‘Titanes Caracol’ por ayuda técnica y logística.

Caminar por la ribera del río Manzanares, en el sector la Calle 30, donde recientemente se abrió paso a la doble calzada que busca mejorar la movilidad del transporte público de Santa Marta, es adentrarse en especie de un cementerio de diversos objetos.

Entre las aguas turbias que ser observan a mediano nivel por ser época de invierno, descansan en paz llantas, escombros, cientos de botellas de plástico y hasta colchones y neveras que han quedado sepultados ahí por algunas personas talvez porque el sentido de pertenencia también ha muerto en ellas.

Desde Bonda y hasta la playa Los Cocos el Manzanares agoniza en sus 18 kilómetros de recorrido por toda la ciudad de Santa Marta. Hace más de 30 años comenzó a convertirse literalmente en el patio de la casa de algunos samarios que invadieron sus alrededores con el objetivo de contar con un techo propio y sin ningún orden le entregaron toneladas y litros de desechos. Hoy lo han convertido en un enfermo con pocos dolientes.

En Santa Marta son varias las acciones emprendidas a favor de su recuperación. William Gallo, bogotano, ambientalista y quien desde hace 10 años llegó a esta ciudad es uno de los preocupados por el triste estado del Manzanares.

Junto con Harold Estrada, caleño de nacimiento, y samario por adopción, se dio a la tarea de trabajar por el principal afluente de Santa Marta desde la fundación Salva tu Río, organización sin ánimo de lucro creada por iniciativa suya.

Su labor hoy ya es conocida a nivel nacional gracias a su nominación a Titanes Caracol, una campaña del Canal Caracol que busca exaltar la labor de personas que a través de su liderazgo buscan generar cambios en su entorno.

Aunque sabe que la situación del afluente es producto de la indiferencia de toda una ciudad, hoy le apuesta a su recuperación con la ayuda de todos. Por ello pide que los samarios lo apoyen con su voto en la categoría Sostenibilidad Ambiental de la campaña en donde compite con cuatro propuestas de otras partes del país.

“Santa Marta merece tener un río limpio por eso queremos que nos apoyen y así conseguir los recursos técnicos y logísticos para su recuperación. Es importante porque el Manzanares está en muy malas condiciones”, expresó Gallo.

Las votaciones estarán abiertas hasta de 16 de octubre, una persona puede hacerlo una vez por día a través de www.titanescaracol.com.

Desde su punto de vista el problema no solo es de tipo ambiental. Considera que en la comunidad debe trabajarse la cultura y la importancia de conservar los recursos naturales. Por eso, si resulta ganador, ha pensado en combinar las acciones de limpieza con estrategias sencillas como diálogos y sensibilización que permitan a los ciudadanos que habitan la ribera hídrica cambiar su comportamiento con la naturaleza.

“Sabemos que no es fácil, pero tampoco imposible y podemos lograr cambiar el chip en la gente para que dejen de tirar la basura al río”, agregó.

William confía en el compromiso de toda una ciudad y el respaldo para lograr este premio antes de que el Manzanares muera ahogado y abandonado por la indiferencia.