Lluvias ocasionan creciente súbita en ríos Minca y Bonda

Hay alerta en Santa Marta por las constantes precipitaciones durante el mes de octubre.

Las lluvias que cayeron la tarde de este jueves en Santa Marta, aunque no dejan afectaciones ni inundaciones hasta el momento reportadas, sí mantiene encendidas las alarmas por el aumento considerable que presenta el río Manzanares que atraviesa toda la ciudad y la quebrada Tamacá.

Así lo dio a conocer el secretario de la oficina de Gestión de Riesgo y Cambio Climático del Distrito, Jaime Avendaño Camacho. Manifestó el funcionario que la alerta también sigue encendida por las crecientes súbitas en los ríos Minca y Bonda, por lo que se le hace un llamado a la ciudadanía a tener prudencia a la hora de acudir a estos balnearios.

Indicó el funcionario que en Guachaca y la zona rural de la ciudad no se registran emergencias hasta el momento. Sin embargo la alerta se mantiene por posibles precipitaciones que podrían presentarse en próximas horas, producto de la temporada de lluvias del segundo semestre del año.

“En estos momentos nos encontramos trabajando desde la Central de Bomberos a la espera de poder reaccionar si se presentan emergencias, a través de la Red de Vigilancia Comunitaria que tienen los Comités Barriales Samarios, Cobasa”, manifestó el funcionario.

Agregó que en conjunto con la Empresa de Servicios Públicos de Santa Marta, Essmar, adelantan acciones de atención en los distintos sectores en donde las lluvias pasadas han dejado las calles llenas de barro.

“Estamos ejecutando un cronograma, la situación ha sido crítica, pero estamos apilando y recogiendo en camiones las pilas que se han dejado”, manifestó.

En Santa Marta, al igual que en toda la región Caribe las lluvías se seguirán presentando según ha pronosticado el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, Ideam.