“No me hizo caso, por eso ocurrió la tragedia”: tía del menor ahogado en el río Gaira

Cuando el reloj marcaba las 10:00 de la mañana, un tiempo inocuo en el cielo presagiaba que un hecho que causaría mucho dolor, estaría por venir.

Deimar Olivero, un adolescente que cursaba quinto grado de primaria en el colegio La Paz, de ese sector en el sur de Santa Marta, murió ahogado al ser arrastrado por la corriente súbita mientras disfrutaba de un baño en el río Gaira en horas de la tarde de este domingo.

Familiares del muchacho, en su evidente estado de aflicción, revelaron que este, sin haber solicitado el respectivo permiso, se dirigió con un grupo de amigos al afluente.

El momento de diversión se vio empañado después de que uno de los amigos del adolescente diera aviso a sus familiares que había muerto como consecuencia de la cantidad de agua que tragó al ser arrastrado por la corriente súbita.

“Si él nos hubiera hecho caso, no estuviéramos llorando su partida. La desobediencia condujo a que ocurriera esta tragedia”, sostuvo uno de sus familiares.

Las exequias tendrán lugar mañana por la mañana en el cementerio Jardines de Paz de Mamatoco.