Nueve ríos mantienen a la comunidad en alerta por posibles desbordamientos

La creciente de los caudales ha ocasionado deslizamientos y daños en vías del departamento de Santander.

En alerta naranja se mantiene la comunidad por los posibles desbordamientos de los ríos de Oro, Suratá, Lebrija, Chicamocha, Sogamoso, Suárez, Fonce, Opón y Carare, en Santander, cuyos caudales han aumentado debido a las lluvias que se han registrado y que continúan en la mayoría de zonas de ese departamento .

El coordinador de gestión del riesgo, Ramón Ramírez, advirtió que en cualquier momento estos afluentes pueden desbordarse y causar afectaciones en vías y cultivos.

“Esta alerta puede pasar en cualquier momento a roja con el riesgo de generar afectaciones aguas abajo”, indicó el funcionario.

Este año las alcaldías municipales y la Gobernación de Santander han atendido 300 derrumbes como consecuencia de las lluvias; de igual forma, 50 municipios se han tenido que declarar en calamidad pública para intervenir de manera inmediata con maquinaria las zonas afectadas.