Quejas por pésimo estado de las vías a corregimientos y veredas de Santa Ana, Magdalena

Los usuarios permanentes de las referidas carreteras corregimentales y veredales, se quejan a diario porque es un calvario tener que salir a realizar sus actividades.

Sólo con dos aguaceros en los últimos 10 días, así se encuentran las carreteras que comunican a la Barranca de Santa Ana Magdalena, con el corregimiento de Barro Blanco y San Fernando, los habitantes de los corregimientos mencionados se quejan constantemente de las peripecias que les toca hacer para salir a las distintas ciudades a realizar sus actividades.

Las vías Santa Ana – Barro Blanco y Santa Ana – San Fernando fueron intervenidas en el gobierno del exalcalde Leandro Federico Lopera Aguilar, con un monto de 3 mil millones de pesos aproximadamente, lo que mejoró sustancialmente el intercambio comercial con los corregimientos, veredas y asimismo con los habitantes de municipios aledaños.

Según supo este medio, la actual administración ha hecho algunas intervenciones para mejorar ciertos tramos, pero falta que se gestiones un proyecto que incluya levante, ampliación y afirmado de ambas vías para que garantice la transitabilidad de comerciantes, ganaderos, agricultores, quienes diariamente tienen que movilizarse con sus productos a los centro de comercialización.

Los usuarios permanentes de las referidas carreteras corregimentales y veredales, se quejan a diario porque es un calvario tener que salir a realizar sus actividades bien sean de carácter social, comercial, cultural, de salud o de cualquier otra naturaleza, por el sinnúmero de charcos, en época invierno; en su defecto huecos, en temporadas de verano.

Los vehículos deben pasar imnumerables charcos que ocasionan las lluvias en esta zona del Magdalena.

En el particular la docente Vilma Jiménez Pacheco, Gabriel Díaz Payares, Álvaro Javier Merlano, coinciden al manifestar: “Solicitamos respetuosamente a la alcaldesa, a la gobernadora y demás autoridades competente, hacer lo posible para que se realice una intervención de estas carreteras, puesto que estamos cansados de tantos accidentes, caídas y deterioro de los vehículos”.

Finalmente el Dr. Ebel González Lascarro indicó: “Son lagunas las que le toca pasar a los transeúntes, profesores, estudiantes y comerciantes llegan a sus destinos llenos de barro, le solicitamos a las autoridades municipales, departamentales y nacionales gestionen para que nos arreglen esta vía así sea con balasto, no les estamos exigiendo que la pavimenten”.