Se completa una semana más sin rastro de Alberto y Melissa

La empresaria secuestrada cumple hoy 34 años de edad. En cuanto al caso del niño de 6 años desaparecido, personal del Gaula ha intensificado su búsqueda.

La angustia y la zozobra parecen haberse expandido sin ganas de irse de una parte del departamento del Magdalena. Hoy todos permanecen a la expectativa y a la espera de alguna buena noticia que le ponga fin a los eternos días que han vivido las familias de Melissa Martínez García, la empresaria secuestrada el pasado 23 de agosto y Alberto Cardona, el niño de 6 años desaparecido desde el 20 de septiembre.


Por Melissa las autoridades han ofrecido 50 millones de pesos a quien entregue información de su paradero.

Melissa quien ya cumple 51 días de haber sido raptada de una finca en el municipio Zona Bananera, cumple hoy 34 años y lo que acostumbraba a ser un día de alegría está empañando por el desconocimiento de su paradero.

Sus amistades, con ocasión de su día, han aprovechado para escribirles mensajes de solidaridad en su cuenta personal de Facebook y al mismo tiempo exigen a quienes la tienen su poder dejarla libre. Melissa es sobrina nieta del fallecido escritor Gabriel García Márquez.

La Policía aún continúa con la búsqueda en el lugar donde fue abandonado su vehículo en el corregimiento de Minca. Un grupo de delincuencia común sería el responsable de su secuestro.

El otro hecho que sigue sin esclarecerse es el de Alberto Cardona Sanguino, el niño de 6 años que despareció junto con su padre Alberto Cardona quien pocos días después fue hallado muerto con disparos en su cuerpo al lado del río.

A pesar de la tristeza en la familia del menor mantienen viva la esperanza de que sea hallado cuanto antes sano y salvo. “Algo me dice que él está bien y que pronto lo vamos a encontrar”, manifiesta su madre Juliana Sanguino.

Aunque algunas versiones indican que las dos desapariciones y el crimen podrían tener relación, la Policía Metropolitana de Santa Marta ha manifestado que hasta que no haya claridad sobre lo ocurrido no puede afirmarse esa hipótesis.

Por Melissa las autoridades han ofrecido 50 millones de pesos a quien entregue información de su paradero, mientras que por Alberto la cifra de la recompensa está en 70 millones.

Por lo pronto las autoridades trabajan de manera intensificada para esclarecer estos casos y además poder dar captura y judicializar a los responsables.