Soren De Luque, el samario que se coronó campeón con Titanes del baloncesto profesional

Con 4 puntos en 10:43 minutos de partido, el samario Soren De Luque hizo parte de la histórica titulación de Titanes de Barranquilla como campeón de la Liga Profesional de Baloncesto en el Coliseo Genny Bay de San Andrés.

En uno a de las finales más emocionantes de la historia de la Liga, Titanes de Barranquilla se impuso 3-2 en 5 encuentros frente a  Warriors de San Andrés. El equipo de La Arenosa ganó el quinto juego por 79-74 en un vibrante partido que necesitó de tiempo suplementario.

Como sucedió en los últimos tres duelos, se dio una increíble remontada en el último cuarto y los minutos finales fueron de película. El equipo de Tomás Díaz luchó hasta el final para reducir un déficit que alcanzó los 18 puntos y a pesar de la adversidad  se consagró campeón 20 años después de su más reciente título del baloncesto nacional.

“Este título es muy grande para mi vida, mi hoja deportiva, para mi familia, mi novia, toda la gente que me apoya. Ahora Dios me dio la oportunidad de jugar en este maravilloso equipo y pude desarrollar todas las virtudes que tengo y lo que sé. Lo logramos de la mano de Dios y espero llegar a mi tierra y transmitir estar alegría de campeón profesional”, afirmó Soren steven De Luque Bornacelly.

► Escuchar audio de Soren steven De Luque Bornacelly.

En noviembre pasado, jugando en casa fue oro en los Juegos Bolivarianos, y en este 2.018 ya también fue campeón de la Copa Nacional de Baloncesto con Deportivo Meta, quinteto que superó en Villaviencio a Samarios BC.

Soren anotó 2 dobles (4 puntos), falló un triple, ganó un rebote defensivo y tuvo una pérdida en el tiempo que estuvo en el maderamen (10:43 minutos).

“Anoche inmediatamente se coronó campeón nos llamó para transmitirnos su alegría, lo felicitamos y bueno se fue a celebrar”, añadió su mamá, Ana Bornacelli.

EL MVP

El jugador más valioso fue Xavier Robertson, armador de Titanes que lideró a su equipo a lo largo de las finales y el torneo para llevarse el título a Barranquilla.