Tragedia del Chapecoense, un caso sin indemnización para familiares de víctimas

Abel Dias, experto en seguros y parte de la comisión que llegó a Bolivia, sostuvo que no hay celeridad en las investigaciones y en la indemnización a las familias de las víctimas.

Los familiares de las víctimas del trágico accidente en 2016 del avión que trasladaba al club brasileño de fútbol Chapecoense hacia Colombia se fueron de Bolivia hacia Brasil sin respuestas de la aseguradora contratada por la aerolínea LaMia.

Fabienne Belle, presidenta de la Asociación de Familiares y Amigos de las Víctimas del Vuelo de Chapecoense (AFAV-C), expresó a los medios en el aeropuerto de Santa Cruz que en su visita en busca de respuestas sobre el avance de la investigación y la indemnización a las familias encontró “resistencia de la aseguradora”.

“No nos dio las respuestas que venimos a buscar”, lamentó Belle, esposa del fisiólogo del club brasileño, Cezinha, quien falleció en el accidente.

Agregó que a casi 24 meses después del trágico accidente donde fallecieron 71 personas de 77, la situación “continúa en lo mismo”.

Belle resaltó que en esta visita consiguieron el apoyo del director de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), el general Celier Aparicio Arispe.

El Chapecoense demandó indemnizaciones por la tragedia del 28 de noviembre de 2016, cuando el avión de la aerolínea LaMia en el que viajaban el equipo y periodistas se quedó sin combustible y se estrelló cerca de Medellín, Colombia.

La aseguradora BISA, que fue contratada por LaMia, alegó ante la Justicia que la póliza no estaba en vigor por impago y que no cubría vuelos a Colombia.

Un mes después las autoridades bolivianas consideraron válida la póliza y que la aseguradora estaba obligada a las indemnizaciones.

El abogado boliviano Rómulo Peredo sostuvo que al parecer la aseguradora “está esperando que se venza el plazo” para no pagar “ni un centavo”. Según el jurista el plazo vence en noviembre de este año.